irlanda-bandera.jpg

Irlanda no está ni mucho menos satisfecha por el plan de austeridad, al menos es lo que los ciudadanos irlandeses han dejado claro en una manifestación en la capital del país. Se han producido una manifestación realmente importante, no sólo por el volumen de ciudadanos, sino porque no se había visto en mucho tiempo una protesta con tanta indignación contra el gobierno, en especial porque el plan de austeridad supone un recorte de empleos públicos y además recortes en otros muchos gastos.

Ciertamente los ciudadanos tienen todo el derecho a protestar, pero el gobierno está obligado a tomar medias para mejorar las condiciones de su economía, mucho más después de haber recibido dinero de la UE para poder recuperarse. La condición que le ha puesto la UE ha sido de recortar gastos y por supuesto preparar un plan de austeridad como ya hiciera en su momento Grecia o el que tendrá que hacer Portugal cuando llegue el momento de su rescate.

Son protestas legítimas pero no el gobierno no puede hacer otra cosa para mejorar la economía del país, porque de lo contrario la situación puede empeorar en los próximos meses y no es precisamente una situación muy buena. Lo cierto es que ahora Irlanda tendrá que sufrir un poco con este plan de austeridad, en especial todos los trabajadores públicos que ahora se quedarán en la calle y que tendrán que buscarse nuevo trabajo, además de otros recortes importantes, debido a que la situación obliga a Irlanda a tomar muchas medidas.

Foto|Flickr