La cerveza mundialmente famosa, Guinness, se empezó a fabricar en 1770 por Arthurs Guinness. Es una cerveza negra tipo porter. Su característico color negro rubí se lo da la malta tostada, uno de los cuatro ingredientes principales, junto al lúpulo, la levadura y el agua de manantial. La otra diferencia fundamental es la espuma. Suave, cremosa y sobresaliendo ligeramente sobre el borde del vaso encanta desde el primer momento que la ves. Tiene 4 grados de alcohol.

Pintadeguinness

Si bien, la cerveza se puede encontrar en todos los rincones del mundo, Irlanda es la sede de la Guinness y ésta es un atractivo turístico más del país. En Dublín, se encuentra “la casa de la Guinness”: Storehouse. Una construcción de más de cinco pisos, que imita una gigante pinta (vaso) de Guinness en su edificio principal, que podría dar espacio a 14,3 millones de pintas de GUINNESS.

El recorrido por la Storehouse tiene como fin, que el visitante se familiarice con cada uno de los ingredientes de la cerveza y conozca el proceso de fabricación y transportación.

Una parte importante del edificio, es la zona “tu eliges” en la que con material interactivo, puedes ir descubriendo y sensibilizándote respecto al abuso del alcohol.

Como algo importante sobre la Guinness es su técnica de servirse, dividida en dos pasos, en el Storehouse puedes practicar y hasta obtener un certificado que avale que has aprendido la manera correcta de colocar el vaso en cada uno de los pasos.

Al llegar al último piso, donde se simula la espuma de la pinta gigante, te encuentras en realidad en un panorámico, donde puedes disfrutar la vista de Dublín, y por supuesto, tu pinta de Guinness gratuita.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el permalink.