Irlanda es otro de los países que decidido prohibir el uso de los Transgénicos, unos alimentos muy peculiares y que están siendo duramente discutido, pero del que se sigue estudiando. Para los que todavía no sepan lo que son los productos transgénicos, les comento que son productos o alimentos tratados genéticamente y todo para que puedan ser más fuertes ante las plagas, con mejor sabor, un color diferente, más grandes y de un aspecto más agradable. Este cambio en principio no supone riesgo, pero no es algo 100 % seguro, ni mucho menos.

transgenicos.jpg

Irlanda ha visto con buenos ojos el prohibir estos productos y que se investigue nada acerca de ellos, por lo que se convierte en el noveno país de la Unión Europea que los prohíbe, algo que es tan discutible como el uso de los productos transgénicos. Puede que sean mejores, pero no dejan de ser productos artificiales, que no son naturales y que por lo tanto podrían tener riesgos perjudiciales para nuestra salud. No sería la primera vez que después de muchos años se descubriera que son alimentos dañinos para el organismo.

No es bueno que seamos los conejillos de indias, ya que los científicos prueban los productos sobre los seres humanos y mientras siguen investigando los efectos que puedan tener sobre la salud. Aunque sean alimentos que de momento son seguros, lo mejor es evitarlos y mirar siempre hacia los productos naturales, que a pesar de que no son inocuos totalmente, son productos mucho más interesantes para poder consumir hoy en día. Irlanda se ha percatado de esto y ha hecho bien en prohibirlo.

Foto|Voznatura