danza.jpg

la danza

Los irlandeses adoptaron elementos de diferentes culturas ya sea como la escocesa o la inglesa, los hicieron propios y tomaron forma propia tal como hoy conocemos a la danza irlandesa a finales del 1.800.

Los maestros en la materia viajaban de aldea a aldea acompañados por su flauta o violín impartiendo sus enseñanzas a sus pupilos mientras inventaban siempre los más intrincados pasos de baile.

la literatura

El irlandés es un pueblo muy orgulloso de su historia en el área de la literatura, desde el “Book of Kells” hasta el Premio Pulitzer de Frank McCourt en 1997 con la novela “Angela´s Ashes” (Las Cenizas de Ängela).

Los máximos exponentes de la literatura irlandesa son James Joyce (Ulises), Bram Stoker (Drácula), Brendan Behan (The Quare ), Jonathan Swift (Los viajes de Gulliver), Patrick Kavanagh (Tarry Flynn ), Oscar Wilde (La Princesa Feliz y otros cuentos, Ravenna y La Importancia de ser Ernesto).

Las raíces de Irlanda están firmemente introducidas en el suelo celta. Los celtas, inicialmente inmigrantes, fueron un pueblo imaginativo e independiente al que le encantaba una buena canción, una buena historia, una buena discusión y una buena lucha.

El carácter celta ha sobrevivido a los prejuicios violentos de siglos.

La opresión de los ingleses, especialmente las leyes penales del siglo XVIII, sofocaron la cultura hasta casi su extinción.

Casi, pero no del todo.

Se crearon escuelas clandestinas en el campo y cuando Irlanda alcanzó por fin la independencia, se adaptó el gaélico como primer idioma nacional, convertido ahora en asignatura obligatoria en las escuelas, y más ampliamente hablado ahora que en cualquier otra época del siglo XIX.

En la actualidad, los irlandeses han recuperado un sentido de la identidad que casi se perdió para siempre, y el orgullo celta se refleja en la escritura tradicional de los nombres de las tiendas, en la literatura, el arte y la música.